Osvaldo Pugliese
torna all'elenco

Osvaldo Pugliese

Compositore e direttore di orchestra di tango, forse piu onorato a Baires non solo per le sue qualità artistiche grazie alla quali ha coniugato nel suo tango sentimento popolare e alta creatività d'avanguardia, ma anche per l'alto profilo della sua figura, per l'impegno umano e politico pagato più volte col carcere. un percorso musicale di 70 anni che ha abbracciato 4 generazioni.
Nasce a Buenos Aires il 2 dicembre 1905 da genitori operai,il padre Rodolfo operaio con la passione per il flauto gli da le prime lezioni di musica, a 9 anni suona il violino ad orecchio, studia pianoforte al conservatorio a 15 anni comincia a guadagnarsi da vivere suonando nei teatri dove venivano proiettati i film muti, continua il suo apprendimento con le varie orchestre che andavano per la maggiore in quei tempi, e debutta nel 1924 all'età di 19 anni componendo RECUERDO uno dei tanghi piu celebri. 
Nel 1929 insieme al violinistaElviro Valdaro forma il gruppo Pugliese-Vardaro debuttando al Cafè nacional...

BIOGRAFIA

Compositore e direttore di orchestra di tango, forse piu onorato a Baires 
non solo per le sue qualità artistiche grazie alla quali ha coniugato 
nel suo tango sentimento popolare e alta creatività d'avanguardia, 
ma anche per l'alto profilo della sua figura, per l'impegno umano e politico 
pagato più volte col carcere. 
Un percorso musicale di 70 anni che ha abbracciato 4 generazioni.

Nasce a Buenos Aires il 2 dicembre 1905 da genitori operai,il padre Rodolfo 
operaio con la passione per il flauto gli da le prime lezioni di musica, 
a 9 anni suona il violino ad orecchio, studia pianoforte al conservatorio 
a 15 anni comincia a guadagnarsi da vivere suonando nei teatri 
dove venivano proiettati i film muti, continua il suo apprendimento con le varie orchestre 
che andavano per la maggiore in quei tempi, 
e debutta nel 1924 all'età di 19 anni componendo RECUERDO uno dei tanghi piu celebri.

Recuerdo




Nel 1966 ci regala questa magnifica interpretazione con la voce di  Jorge Maciel.

Recuerdo - Osvaldo Pugliese Canta Jorge Maciel - 1966
Música: Osvaldo Pugliese
Letra: Eduardo Moreno

Ayer cantaron poetas
y lloraron las orquestas
en las suaves noches del ambiente del placer.
Donde la bohemia y la frágil juventud
aprisionadas a un encanto de mujer
se marchitaron en el bar del barrio sud,
muriendo de ilusión
muriendo su canción.

Mujer
de mi poema mejor.
¡Mujer!
Yo nunca tuve un amor.
¡Perdón!
Si eres mi gloria ideal
Perdón,
serás mi verso inicial.

Y la voz en el bar
para siempre se apagó
su motivo sin par
nunca más se oyó.

Embriagada Mimí,
que llegó de París,
siguiendo tus pasos
la gloria se fue
de aquellos muchachos
del viejo café.

Quedó su nombre grabado
por la mano del pasado
en la vieja mesa del café del barrio sud,
donde anoche mismo una sombra de ayer,
por el recuerdo de su frágil juventud
y por la culpa de un olvido de mujer
durmióse sin querer
en el Café Concert.

Pa' la guardia



Esta noche de luna

Tango 1943 Musica: José García / Graciano Gómez Testo: Héctor Marcó

Acercate a mi
y oirás mi corazón
contento latir
como un brujo reloj.
La noche es azul,
convida a soñar,
ya el cielo ha encendido
su faro mejor.
Si un beso te doy,
pecado no ha de ser;
culpable es la noche
que incita a querer.
Me tienta el amor,
acércate ya,
que el credo de un sueño
nos revivirá.

Corre, corre barcarola,
por mi río de ilusión.
Que en el canto de las olas
surgirá mi confesión.

Soy una estrella en el mar
que hoy detiene su andar
para hundirse en tus ojos.
Y en el embrujo
de tus labios muy rojos,
por llegar a tu alma
mi destino daré.
Soy una estrella en el mar
que hoy se pierde al azar
sin amor ni fortuna.
Y en los abismos
de esta noche de luna,
sólo quiero vivir,
de rodilla a tus pies,
para amarte y morir.

Acércate a mi
y oirás mi corazón
contento latir
como un brujo reloj.
Mi voz te dirá
Palabras de miel
que harán de tu pecho
fuego encender.
El canto del mar
repite en su rumor
qué noche de luna,
qué noche de amor.
Dichoso de aquel
que pueda decir,
yo tengo un cariño
qué dulce es vivir.

Corre, corre barcarola,
que la luna se escondió.

Por un cariño

Por un cariño un día 
te di un cariño 
por sólo un beso tuyo, 
mil te ofrendaba... 
Era mi vida pura 
como el armiño igual 
que aquella dicha que acariciaba! ¡
Por ti de Dios me olvidé 
por ti la fe 
yo perdí y por ti me quedaré 
sin fe sin Dios y sin ti! 
No sé por qué me juras 
que me has querido 
si cuando te quería 
no lo has jurado... 
No ha sido culpa mía 
si te he olvidado ¡
que de tu olvido sólo nació mi olvido! 
Por ti de Dios me olvidé por ti la fe yo perdí y por ti me quedaré sin fe sin Dios y sin ti! 

Pasional

Pasional- Tango 
OSVALDO PUGLIESE y SU ORQUESTA TIPICA CANTA ALBERTO MORÁN

No sabras, nunca sabras
lo que es morir mil veces de ansiedad.
No podrás, nunca entender
lo que es amar y enloquecer.
Tus labios que queman,
tus besos que embriagan
y que torturan mi razon. Sed, que me hace arder
y que me enciende el pecho de pasión.

Estas clavada en mi, te siento en el latir
abrasador de mis sienes.
Te adoro cuando estas y te amo mucho mas
cuando estas lejos de mi.
Asi te quiero dulce vida de mi vida.
Asi te siento, solo mia, siempre mia.
Tengo miedo de perderte,
de pensar que no he de verte.
Por que esa duda brutal
Por que me habre de sangrar
si en cada beso
te siento desmayar?
Sin embargo me atormento
porque en la sangre te llevo.
Yen cada instante, febril y amante
quiero tus labios besar.
Que tendras es tu mirar
que cuando a mi tus ojos levantas
siento arder en mi interior
una voraz llama de amor?
Tus manos desatan, caricias que me atan
a tus encantos de mujer.
Se que nunca más podre
arrancar del pecho este querer
Te quiero siempre asi, estas clavada en mi
como una daga en la carne.
Y ardiente y pasional, temblando de ansiedad
quiero en tus brazos morir.

Traduzione.........................

Non lo saprai... non lo saprai mai...
che cosa sia morire mille volte per l’ansia
non potrai... mai comprendere...
che cosa sia amare e impazzire.
Le tue labbra che ardono...
I tuoi baci che ubriacano...
e che torturano la mia ragione.
sei ciò ce mi fa bruciare
e che mi accende il petto di passione.

Stai conficcata in me... ti sento nel pulsare
rovente delle mie tempie,
ti adoro quando ci sei... e ti amo ancora di più
quando stai lontana da me...

Così ti amo dolce vita della mia vita
così ti sento... solo mia... sempre mia...

Ho paura di perderti..
di pensare di non poterti vedere.
Perché questo dubbio brutale?
Perché dovrò sanguinare
se in ogni bacio ti sento venir meno?
Tuttavia mi tormento
perché ti ho nel sangue,
e in ogni istante, febbrile e amante
voglio baciare le tue labbra.

Le tue mani scatenano... carezze quel mi legano...
al tuo incanto di donna
So che mai più
potrò strapparmi dal petto questa passione.

Ti desidero sempre così…stai conficcata in me
come un pugnale nella carne.
E ardente e passionale.. tremante di ansia
vorrei morire tra le tue braccia.

Osvaldo Pugliese

Balada para un loco

Balada para un loco

Las tardecitas de Buenos Aires tienen ese “qué sé yo”, ¿viste? Salís de tu casa, por Arenales, lo de siempre en la calle y en vos... Cuando de repente, de atrás de un árbol, me aparezco yo... Mezcla rara de penúltimo linyera y de primer polizón en el viaje a Venus Medio melón en la cabeza, las rayas de la camisa pintadas en la piel, Dos medias suelas clavadas en los pies y una banderita de taxi libre Levantada en cada mano... ¡Te reís!... pero solo vos me ves, Porque los maniquíes me guiñan, los semáforos me dan tres luces celestes, Y las naranjas del frutero de la esquina me tiran azahares... ¡Vení...! Que así –medio bailando y medio volando- me saco el melón para saludarte, Te regalo una banderita y te digo: Ya sé que estoy piantao, piantao, piantao... ¿No ves que va la luna rodando por Callao? Que un coro de astronautas y niños con un vals, Me baila alrededor ¡Bailá, vení! ¡Volá! Yo sé que estoy piantao, piantao, piantao... Yo miro a Buenos Aires del nido de un gorrión Y a vos te vi tan triste... ¡Vení, volá! ¡Sentí! El loco berretín que tengo para vos. ¡Loco, loco, loco...! Cuando anochezca en tu porteña soledad, Por la ribera de tu sábana vendré Con un poema y un trombón A desvelarte el corazón... ¡Loco, loco, loco...! Como un acróbata demente saltaré, Sobre el abismo de tu escote, hasta sentir Que enloquecí tu corazón de libertad ¡Ya vas a ver! Recitado: Salgamos a volar, querida mía, Subite a mi ilusión supersport Y vamos a correr por las cornisas con una golondrina en el motor. De Vieytes nos aplauden: - ¡Viva! ¡Viva! Los locos que inventaron el amor, Y un ángel y un soldado y una niña Nos dan un valcesito bailador... Nos sale a saludar la gente linda Y loco – pero tuyo - ¡qué sé yo! Provoco campanarios con la risa Y al fin te miro y canto a media voz: Queréme así, piantao, piantao, piantao... Abrite los amores, que vamos a intentar, La mágica locura total de revivir... ¡Vení, volá! ¡Vení! ¡Tralalalarará...! ¡Viva, viva, viva...! ¡Locos, locos, locos...! ¡Todos locos...! ¡Loca ella y loco yo...! Letra : Horacio Ferrer (Arturo Horacio Ferrer) Música : Ástor Piazzolla (Ástor Pantaleón Piazzolla)

El Adios

El Adios - Osvaldo Pugliese - Jorge Maciel


En la tarde que en sombras se moría Buenamente nos dimos el adiós, Mi tristeza profunda no veías Y al marcharte sonreíamos los dos. Y la desolación, mirándote partir Quebraba de emoción mi pobre voz, El sueño más feliz moría en el adiós Y el cielo para mí, se oscureció. En vano el alma, con voz velada Volcó en la noche la pena, Sólo un silencio, profundo y grave Lloraba en mi corazón. Sobre el tiempo transcurrido Vives siempre en mí, Y esos campos que nos vieron Juntos sonreír, Me preguntan si el olvido Me curó de ti. Y entre los vientos Se van mis quejas, Muriendo en ecos, buscándote, Mientras que, lejos Otros brazos y otros besos Te aprisionan y me dicen Que ya nunca has de volver. Cuando vuelva a lucir la primavera Y los campos se pinten de color, Otra vez el dolor y los recuerdos De nostalgias llenarán mi corazón. Las aves poblarán, de trinos el lugar Y el cielo volcará su claridad. Pero mi corazón en sombras vivirá Y el ala del dolor te llamará.

Fuimos

FUIMOS - Osvaldo Pugliese - Chanel


Fuimos
Letra : Homero Manzi (Homero Nicolás Manzione Prestera) Música : José Dames Fui como una lluvia de cenizas y fatigas En las horas resignadas de tu vida... Gota de vinagre derramada, Fatalmente derramada sobre todas tus heridas. Fuiste por mi culpa golondrina entre la nieve Rosa marchitada por la nube que no llueve, Fuimos la esperanza que no llega, que no alcanza, Que no puede vislumbrar la tarde mansa. Fuimos el viajero que no implora, que no reza, Que no llora, que se echó a morir. ¡Vete...! ¿No comprendes que te estás matando? ¿No comprendes que te estoy llamando? ¡Vete...! No me beses que te estoy llorando ¡Y quisiera no llorarte más! ¿No ves? Es mejor que mi dolor Quede tirado con tu amor Librado de mi amor final. ¡Vete...! ¿No comprendes que te estoy salvando? ¿No comprendes que te estoy amando? No me sigas, ni me llames, ni me beses, Ni me llores, ni me quieras más. Fuimos abrazados a la angustia de un presagio Por la noche de un camino sin salidas, Pálidos despojos de un naufragio Sacudidos por las olas del amor y de la vida. Fuimos empujados en un viento desolado... Sombras de una sombra que tornaba del pasado. Fuimos la esperanza que no llega, que no alcanza, Que no puede vislumbrar su tarde mansa... Fuimos el viajero que no implora, que no reza, Que no llora, que se echó a morir.

Ojos Negro

OJOS NEGROS - Strumentale Orchestra Osvaldo Pugliese

No me escribas

 NO ME ESCRIBAS - O. Pugliese - Moran


No me escribas, yo prefiero no tener noticias tuyas Tengo miedo, mucho miedo que tus cartas me hagan mal, Que me digan algún día que de mí... te has olvidado Y tus besos y caricias pertenecen a un rival. No sabés lo que he sufrido desde el día que te fuiste... Cuando vi que ya no estabas y que sólo me encontré, Tuve rabia, tuve pena, no sé lo que hubiera hecho Y esa noche, de tristeza y dolor me emborraché. Desde entonces he intentado deshacerme ´e tu recuerdo Arrancarte de mi pecho, matar este metejón... Pero inútil, porque cuando hacía más por olvidarte, Como grampa te clavabas en mi pobre corazón. He llenado las paredes del bulín con tus retratos Y tus cartas, las primeras, las que me sabías mandar, Otros tiempos, las conservo, porque en ellas me decías Que jamás de mi cariño, vos te irías a olvidar. Ayer tarde, en el momento que más triste me encontraba, Añorando tu recuerdo, una carta recibí. Cuando vi que era tu letra, tuve miedo de leerla Y temblando, sin haber abierto el sobre, la rompí.



Verano porteno

Verano porteno - Orchestra tipica Osvaldo Pugliese

 

A los amigos

A los amigos - Osvaldo Pugliese 1960


©2013-2021 Quelli che… Accademia del Tango Argentino - Via Josip Broz Tito 6, 42123 Reggio Emilia - C.F. e P.Iva: 91165610352